El Ex Director de demografía del Banco Mundial dice que campañas de vacunación son parte de la política de reducción poblacional (+ video)


Para lograr un mundo libre de pobreza y enfermedad, se puede ir por varios caminos y no lo que los poderosos están planeado y haciendo que es básicamente eliminar seres humanos. La ciencia y la tecnología para beneficio de la humanidad y no para controlarla, ¿no creen?
Ex Director de demografía del Banco Mundial dice que las campañas de vacunación son parte de la política de reducción poblacional
Por Jurriaan Maessen (Global Research)
El 2 de octubre pasado un demógrafo jubilado del Banco Mundial admitió que las campañas de vacunación son una parte integral de las políticas de población del Banco Mundial. John F. May, demógrafo que dirigió el área de población de El Banco Mundial de 1992 a 2012, dijo al diario francés Sens Public que las campañas de vacunación, especialmente en los llamados “países de fecundidad alta”, son medios para lograr la reducción de la población en esos países.
“Los sistemas utilizados para implementar las políticas de población (el conjunto de medidas que buscan producir cambios cuantitativos y cualitativos en los procesos demográficos) son“acciones concretas” como las campañas de vacunación para la planificación familiar”
“La política de población es un conjunto de intervenciones llevadas a cabo por funcionarios del gobiernopara mejorar la gestión de las variables demográficas y tratar de sintonizar los cambios demográficos a las aspiraciones de desarrollo de los países”, May continúa explicando que el Banco Mundial está asumiendo el papel principal en la reducción de la población.
No es la primera vez que funcionarios del Banco Mundial cuentan acerca de su disposición a implementar estrictas políticas de control de población en el Tercer Mundo. En su Informe sobre el Desarrollo Mundial de 1984 , el Banco Mundial sugiere el uso de “Vans -camionetas- de esterilización” y “campamentos de esterilización” para facilitar sus políticas de esterilización para el tercer mundo. El informe tambiénamenaza a las naciones que se retrasen en la ejecución de las políticas de población del banco con “medidas drásticas, menos compatibles con la elección individual y la libertad”.
“La política de población tiene un tiempo de espera largo, otras políticas de desarrollo deben adaptarse en el ínterin. La inacción de hoy excluye opciones del mañana en la estrategia general de desarrollo y en las políticas de población en el futuro. Lo peor de todo, la inacción de hoy podría significar que las medidas más drásticas, menos compatibles con la elección individual y la libertad, nos parecerá mañana necesarias para frenar el crecimiento de la población., Indica el informe.
Algunos de esos pasos se están tomando.
Un estudio publicado en Toxicología Humana y Experimental en mayo de 2011 llegó a la conclusión de que“las naciones que requieren más dosis de vacuna tienden a tener mayores tasas de mortalidad infantil.” (página 8).
Por ejemplo, aunque EE.UU. administra un elevado número de vacunas, cuenta con la tasa de mortalidad infantil más alta de todos los países desarrollados.
 
Tras un estudio en profundidad sobre los efectos de las campañas de vacunación en relación con las tasas de mortalidad entre los lactantes, los autores Neil Z. Miller y Gary S. Goldman llegaron a una inquietante conclusión e informaron que “es fundamental una inspección más cercana de las correlaciones entre las dosis de vacunas, la toxicidad bioquímica y la Tasa de Mortalidad Infantil (TMI)”, pero ingenuamente concluyeron que “Todas las naciones ricas y pobres, desarrolladas y en desarrollo tienen la obligación de determinar si sus programas de inmunización están logrando los objetivos deseados “.
Los autores no sabían que, en realidad, los objetivos deseados se están logrando tal como fueron previstos. Obviamente ellos no estaban trabajando con la idea de que las vacunas eran perjudiciales y sacaron sus conclusiones finales con la idea de que el aumento de las tasas de mortalidad entre los recién nacidos no fueron lo planeado. La Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial, el departamento de medio Ambiente de las Naciones Unidas, el Fondo de Población de la ONU, La Fundación Bill y Melinda Gates y todos los otros brazos de “la criatura” que llamamos la dictadura científica están llegando a toda la humanidad por medio de invertir millones de dólares en los programas de vacunación masiva y los alimentos genéticamente modificados.
Cuando se decía que: “para combatir el calentamiento global, necesitamos un gobierno mundial”, ahora se podría decir que: “cuando se quiere erradicar la pobreza, debemos tener un gobierno global y, de paso, reducir la cantidad de seres humanos”. Cualquier pretexto es bueno. Más recientemente fue la contaminación de los océanos lo que motivó la necesidad de que el Banco Mundial iniciara una “alianza” global. El mismo argumento se está aplicando a cada posible calamidad.
Siguiendo esta línea de razonamiento inevitablemente nos llevará a pretextos bajo las cuales se puede vender el controlar la población mundial. ¿Quiere reducir las víctimas de conductores ebrios? Reduzca el número de seres humanos. ¿Reducir el cáncer? Reduzca la tasa de natalidad y así menos personas morirán. La comunidad científica se ha unido al esfuerzo, tratando de vender la reducción de la población para detener la pobreza y las enfermedades en todo el mundo.
Bajo la guía de el principal asesor de Ban Ki-moon, el Dr, Jeffry Sachs, se han publicado varios estudios donde se habla de la necesidad de reducir masivamente la población en nombre de la lucha contra la pobreza. En 2009, Sachs y sus protegidos, Pejman Rohani y Bonos Matthew H. escribieron el documento La trampa de la pobreza formada por la ecología de las enfermedades infecciosas, donde decían que la “trampa de la pobreza puede (…) romperse mejorando las condiciones de salud de la población”.
La pregunta que surge es cómo mejorar las “condiciones de salud”. En otro estudio de 2009 Bonos y Rohani dicen:
“(…) El nacimiento de un niño en las partes más pobres del mundo no sólo representa una oportunidad para nuevas infecciones sino también un aumento en la probabilidad de infecciones para el resto de la población susceptible. Así, la teoría epidemiológica predice que una reducción en la tasa de natalidad puede reducir significativamente la prevalencia de las enfermedades de la infancia”.
A principios de ese mismo año, Bonds escribió una tesis titulada La sociabilidad, la esterilidad y la pobreza; coevolución huésped-patógeno, con implicaciones para la ecología humana . El estudio llega a la conclusión de que la mejor forma de erradicar la pobreza y la enfermedad es: (Adivinen???)  LA ERRADICACIÓN DE LOS SERES HUMANOS (!!!)
“(…) El nuevo modelo, que representa un efecto económico, predice que una reducción en la fertilidad puede ser significativamente más eficaz que una vacuna. También ilustra que una política de vacunación sostenida sería más probable para erradicar una enfermedad si se hace en conjunto con disminución de la reproducción (…) e incluso podría ser una estrategia eficaz para la erradicación de algunas enfermedades infecciosas. Esta solución haría que Malthus se sintiera orgulloso”.
“Este modelo, continúa Bond, es probable que subestime los verdaderos beneficios de la reducción de la fertilidad debido a que el efecto de reducir la tasa de natalidad es reducir el flujo de todas las enfermedades lo que es el equivalente de una vacuna para todas las enfermedades infecciosas al mismo tiempo.”
Si erradicas al ser humano, erradicas la enfermedad y problema resuelto:
(…) ¿se puede reducir la fertilidad como un elemento integral de una campaña de erradicación de la enfermedad “?
La respuesta a esta pregunta la dio Bill Gates en 2010, cuando se promovió el uso de vacunas para reducir la población de 10 a 15%:
La enfermedad y la pobreza, entrelazados como están, pueden ser eliminado por reducción de la fertilidad a escala masiva. La religión de la dictadura científica en pocas palabras.
No fue la primera vez que el Sr. Sachs pidió una mayor coordinación global en cuanto a control de la población. En un comunicado de prensa de la ONU en septiembre de 2009, Sachs no sólo lamentó la actividad humana en el planeta sino argumentó que los científicos e ingenieros deben tomar el volante en este proceso:
“Estamos en la era del planeta donde la actividad humana domina los procesos de la Tierra. La humanidad ha llegado a ser tan grande en número absoluto y de la actividad económica que hemos superado procesos de la tierra en formas vitales hasta el punto de cambiar el clima, el ciclo hidrológico “, dijo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo”.
“No es necesario tener diplomáticos alrededor de la mesa (en altos cargos), necesitamos ingenieros y científicos. Tenemos que poner las cartas hacia abajo y tener un nuevo tipo de proceso”.
¿Qué tipo de modelo prevé Sachs para su utopía usurpadora? Lo dijo en una publicación de The Economist en 2000:
“El modelo a imitar es la Fundación Rockefeller, la institución de desarrollo pre-eminente del siglo 20, que mostró lo que la ayuda altruista dirigida al conocimiento podía lograr”.
No tengo que recordar a los lectores que fue la Fundación Rockefeller la que financió y desarrolló las vacunas diseñadas para reducir la fertilidad, y fueron distribuidas en una escala masiva.
En su comentario de El fantasma de Malthus regresa, Sachs ofrece una descripción adecuada de la Agenda 21 sin llegar a mencionar el plan de la ONU para la redistribución de la riqueza y la reducción de la población mundial:
“Tendremos que repensar las dietas modernas y el diseño urbano para lograr estilos de vida saludables que también reduscan el consumo. Y para estabilizar la población mundial en alrededor de ocho mil millones de personas, vamos a tener que ayudar a África y otras regiones para acelerar su transición demográfica. Pero definitivamente aún no estamos en esa trayectoria. Necesitamos nuevas políticas para impulsar los mercados por ese camino y promover los avances tecnológicos en el ahorro de recursos. Vamos a necesitar una nueva política que dé importancia a una estrategia de crecimiento sostenible y la cooperación internacional para lograrlo.”
Como Paul Joseph Watson informó en su artículo de septiembre de 2010 “La estafa global de los impuestos por el cambios climático va ahora hasta la pobreza”los pretextos en las que el esfuerzo en curso para establecer un gobierno mundial va avanzando y está experimentando una transformación. La atención se ha alejado del desacreditado mito del calentamiento global y ahora va a fondo para reducir la pobreza. (…) una vez que vendieron un pretexto a los incautos, los eugenistas se mueven en “reducir la fertilidad.” El Gobierno mundial es, en otras palabras, para facilitar la dictadura científica global.
Fuente:  http://pocamadrenews.wordpress.com/2012/10/05/ex-director-de-demografia-del-banco-mundial-dice-que-campanas-de-vacunacion-son-parte-de-la-politica-de-reduccion-poblacional-video/
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s