Nuevos descubrimientos arqueológicos recientes que apoyan la Biblia


Nuevos descubrimientos arqueológicos recientes que apoyan la Biblia

Basado en investigaciones llevadas a cabo por John A. Tvedtnes.
Translated by Estrella La Font Díaz

El número de excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en Israel ha aumentado de forma drástica en las dos últimas décadas. El número de enero/febrero de 1997 de la Reseña de Arqueología Bíblica (Biblical Archaeology Review; BAR) publica una lista de unas 20 excavaciones actuales. A medida que se van estudiando más excavaciones, surgen más pruebas sobre la autenticidad histórica de la Biblia. Estos son algunos de los hallazgos recientes:

* Según Josué 11: 11, los invasores israelitas, guiados por Josué, destruyeron e incendiaron la ciudad de Hazor. En unas excavaciones recientes, llevadas a cabo en dicho lugar, se ha descubierto un enorme palacio canaanita, de fines de la Edad de Bronce (que pertenece aproximadamente al período de tiempo de la citada invasión), cuyas piedras quedaron ennegrecidas por el fuego que destruyó la estructura. También se han encontrado, en el mismo lugar, cuatro tablillas de arcilla con inscripciones cuneiformes, lo que ha llevado al arqueólogo de la Universidad Hebrea Amnón Ben-Tor a creer que es posible que pronto se descubra un archivo canaanita de gran envergadura.

* En 1993, se halló una estela en el antiguo emplazamiento de Dan, en el valle de Hulah. La inscripción, escrita en arameo, menciona al “rey de Israel” y “la casa de David” (véase la ilustración). Esta es la primera vez que se encuentra una mención al Rey David fuera de la Biblia, lo que nos da pruebas sólidas de la existencia de su reinado. La inscripción también contiene el nombre de Hadad. La Biblia menciona a Hadad, un príncipe edomita (descendiente de Esaú o Edom), quien era contemporáneo del Rey David (1 Reyes 11: 14-21, 25).

* El arqueólogo israelí Eilat Mazar ha sugerido que quizá sería posible situar el palacio de David en Jerusalén. En un artículo del número de enero/febrero de 1997 de BAR, Mazar observa que una muralla que descubrió Kathleen Kenyon, en la antigua ciudad de David, en los años sesenta, puede haber cercado el patio del palacio de David que se menciona en 2 Samuel 5: 11 y 1 Crónicas 14: 1. Mazar señala que las capitales proto-jónicas y proto-eólicas encontradas en el lugar por Kenyon se conocen a partir de otras construcciones reales israelitas.

* La excavaciones realizadas en Hadar, en los Altos del Golán, que antiguamente constituían parte del reino arameo de Gesur, han puesto al descubierto un palacio del siglo XI a. C. que pudo pertenecer a Talmai, rey de Gesur, cuya hija Maaca se casó con el Rey David de Israel y fue la madre de Absalón (2 Samuel 3: 3).

Pieza a pieza, tales hallazgos van completando nuestro cuadro del antiguo mundo de la Biblia a la vez que otorgan crédito a muchos de los detalles que se presentan en este sagrado libro de escrituras. Esté atento a los nuevos detalles que aparecerán en los boletines de FARMS según avancen las investigaciones.

 

fuente:http://maxwellinstitute.byu.edu/publications/translations/?id=17

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s